Cómo alimentarte sanamente en la oficina (aunque no tengas tiempo para ello)

Cmo-alimentarte-sanamente-en-la-oficina

Somos lo que comemos. Esa frase nunca es más cierta que cuando se refiere a nuestra alimentación en la oficina. Cuando damos nuestro mejor esfuerzo es cuando más necesitamos de comer mejor. Pero esto no es algo sencillo cuando debemos ir a la oficina, en donde escasea el tiempo, el espacio y los ingredientes para preparar o conseguir una comida nutritiva.

Aquí te damos algunos consejos para esos casos en los que quieres seguir con la buena nutrición aunque estés en el trabajo.

No más chatarra

La comida chatarra es algo más que comida chatarra. Está compuesta de grasas, azúcares y una gran cantidad de químicos que tienen una gran cantidad de efectos nocivos en tu cuerpo. Alimentarte con papas fritas, alimentos industrializados, pasteles y otros platillos de gran contenido calórico te da una gratificación inmediata que no tiene nada que ver con la buena alimentación. Son alimentos que a la larga te hacen perder masa muscular, acumular grasa y dañan tus órganos y sistemas, en particular a los riñones.

Comida de casa

Nada como la comida que tú mismo preparas para consumir en el trabajo. Si cocinas en una sola sesión todos los platillos de la semana, ahorras en tiempo y en esfuerzo. Sólo prepara, almacena en cristal y congela. Saca del refrigerador la comida que consumirás al día siguiente. Prefiere los envases de cristal, que conservan mejor las propiedades de tus alimentos. Si en tu oficina no hay un refrigerador, lleva tu propia heladera portátil (hay modelos muy económicos). Al cocinar, desde luego, conserva el ojo sobre el equilibrio de los nutrientes de cada comida.

Mantente hidratado

Una de las mejores maneras de conservar la salud alimenticia en tu día a día es tomar mucha agua. Al menos dos litros al día. De ese modo todos los nutrientes de tus comidas se absorben mejor, y en general mantienes un excelente metabolismo. Bebe agua, no refrescos. Sin endulzar ni aditivos. Sólo agua fresca, y nada más.

Evita el café y los energizantes

Si tomas sustancias que aceleras tu metabolismo, no sólo vas a aumentar tu hambre, sino que también vas a acelerar el estrés y el estado de ansiedad que provoca el trabajo. Una manzana o una taza de té suelen tener el mismo efecto que una taza de café. 


Cómo encontrar los mejores cursos de formación onl...
Cómo mantenerte en forma aunque estés todo el día ...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 13 Diciembre 2018

Descarga gratis el ebook con:

7 Estrategias Efectivas para Cambiar de Empleo YA.

¿Que aprenderás?

  • Mejorar tu desempeño en las entrevistas de trabajo.
  • Tips para vender mejor tu experiencia profesional.
  • Como hacer networking en redes sociales.
  • Cerrar y negociar con las empresas.
ebook GRATIS

¿A donde te enviamos tu ebook gratis?